18:49 | Autor: Daniel Aréchiga

DSC08105

Continuando y por último en éste recorrido por la zona norte de Italia, hoy toca comentar sobre Alpe Devero, un lugar de una naturaleza espectacular y en el que es imposible quedar inmune a sus encantos.

Situado al noroeste de Italia y prácticamente al borde de la frontera con Suiza, se encuentra éste pequeño lugar de montaña, dentro de un parque natural protegido de los Alpes Italianos.

DSC05138 Es una región de montaña que durante el verano ofrece impresionantes paisajes de montañas y verde por todos lados, pero en realidad su fuerte es el invierno, cuando el frío y la nieve se apoderan del entorno y cubren de blanco todo a su paso.

Para llegar a éste precioso lugar es necesario pasar por diversas poblaciones y paisajes que van dando idea de lo que nos espera, pero ya en el sitio, lo primero que nos recibe es una impresionante fuente congelada.

La escarpadas y escarchadas montañas rodean el lugar que cuenta con no muchas edificaciones, la mayoría son lugares para hospedarse y poder disfrutar del lugar. Existe una pista de ski y se practican diversas actividades invernales, un lugar para diversión para todos, siempre relacionada con la nieve.

DSC08216 Los niños se divierten de lo lindo deslizándose con los trineos y discos, mientras los mayores practican el ski o senderismo por los alrededores con raquetas de nieve, encontrándose con lugares de increíble belleza natural.

Aunque el frío rondaba los –9ºc todo el día, con el abrigo adecuado y las actividades terminabas hasta sudando, lo que nos lleva a otro punto interesante que es la alimentación. Y es que con el frío se requieren muchas calorías, así que las comidas son bastante pesadas pero deliciosas, para poder soportar las inclemencias del clima. Allí comí asno y ciervo, ambos deliciosos y acompañados de pastas y la “polenta”, que es una especie de masa preparada con harina de maíz, la que creo que fácilmente puede servir para hacer tamales.

Aunque mi viaje a Italia fue estupendo en todos los sentidos y gocé todos los lugares que conocí, lo que más me ha gustado es ésta visita ha sido mi estancia en éstas montañas, es un lugar no tan turístico lo que hace que tenga ese encanto extra agregado a la de por si belleza natural que ofrece. Vale la pena visitarlo, no es tan caro como podría parecer.

Con éste comentario termino lo relacionado a mi viaje a Italia, aprovecho para agradecerle a Olga y Giancarlo su hospitalidad y brindarnos la oportunidad de visitar esos encantadores parajes, de igual forma a Irma y Tomasso por todas sus atenciones, un abrazo para nuestros amigos en Italia!

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. También puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio web.

3 comentarios:

On viernes, febrero 19, 2010 1:40:00 p. m. , Anónimo dijo...

Hola Daniel, soy Almudena, sólo me ha dado tiempo a leer un poquito de tu blog, pero me está encantando y me ha emocionado ver las chuletillas tan ricas esperando a ser comidas.Las críticas vendrán cuando acabe de leer todo. Un saludo

 
On sábado, abril 17, 2010 12:22:00 p. m. , Rama dijo...

buenas fotos!

 
On lunes, abril 19, 2010 10:05:00 p. m. , Daniel dijo...

Almudena> Muchas gracias por tu comentario, estaré esperando tus críticas... jeje
Rama> Gracias!! podrás encontrar algunas más en mi Flickr.