18:02 | Autor: Daniel Aréchiga

Ciudad Luz o Ciudad de la Luz, es el sobrenombre más conocido para referirse a la capital de Francia: París.

LouvrePiramide Hace poco tuve oportunidad de recorrer un poco de ésta ciudad, que aunque fue una visita bastante reducida en tiempo, fue enorme en los demás sentidos. París es una ciudad que tiene un encanto particular, no por otra cosa es uno de los lugares más visitados a nivel mundial y para mucho un sueño recorrer sus avenidas.

Arco No esta de más mencionar que el hecho de saber que vas llegando a ésta ciudad le da un sabor especial al viaje. Mi problema consistía en decidir qué conocer con tan poco tiempo, un día entero no es suficiente, así que se tienen que descartar lugares y priorizar otros. Indiscutiblemente para mi en la lista se encontraba en primer lugar la torre Eiffel, así que procuré armar mi recorrido considerando que debía pasar y estar un rato en la torre.

EiffelY no fue tan equivocada mi elección, en la torre Eiffel se puede perder al menos un par de horas. Ésta torre diseñada por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de París de 1889, que incluso se pensó que sería destruida un tiempo después, ahora es un símbolo destacado de la ciudad; muestra de ello es el hecho de que sea el monumento más visitado en todo el mundo. Es una estructura impresionante con sus poco más de 300 metros de altura, tiene 3 niveles y en su cima están montadas una gran cantidad de antenas de radiocomunicación y difusión. Aunque subir requiere un poco de paciencia por la cantidad de gente que a diario transita por el lugar, pero la espera vale la pena, sobre todo si subes hasta el tercer nivel ya que las vistas son impresionantes.

Durante mi recorrido pude visitar lugares tan emblemáticos como el Arco del Triunfo, el Museo de Louvre, la Catedral de Notre Dame, Les Champs-Élysées y recorrer por sus márgenes al río Sena, así como algunos otros lugares.

Un lugar que visité sólo de paso pero que en lo personal me hubiera gustado pasarme un par de días allí es el Museo de Louvre. Es un museo tan grande que se requiere de mucho tiempo para recorrer sus extensas galerías y exhibiciones. Simplemente el lobby que se encuentra debajo de la pirámide de cristal es de proporciones grandiosas, parece un centro comercial y es apenas la entrada. Para darse una idea, tiene en exhibición más de 35mil obras distribuidas en galerías con una extensión de más de 60mil metros cuadrados, la panorámica que tomé apenas y permite apreciar su tamaño real.

LouvrePano

Los únicos detalles que no me gustaron durante mi visita fueron principalmente relacionados con que París es una gran ciudad y con todo lo que implica: se llega a sentir lo caótico que puede ser el tráfico de los automóviles, la cantidad de gente (y turistas) que andan por cualquier lugar, inclusive las estaciones del metro se ven muy descuidadas. Son de esos detalles que me hacen clasificar a ésta ciudad como muy recomendable para visitar, pero nada atractiva para vivir, claro, desde mi particular punto de vista.

Aún así, París es una ciudad emblemática y con mucha historia, posee una gran cantidad de calles y edificios que ofrecen en conjunto un espacio tremendamente agradable a la vista, en cada rincón se puede apreciar algún edificio, monumento o jardín que es un deleite visual. Es sin lugar a dudas una de las ciudades más impresionantes que he visitado. Tanto, que un día no ha sido suficiente para disfrutarla como merece, espero algún día volver y recorrerla a conciencia, gozarla y de nuevo disfrutar de ese aire majestuoso que la cubre y que en cada paso te hace recordar que estás en una ciudad sin igual.

Enlaces a esta entrada