13:54 | Autor: Daniel Aréchiga
El día de ayer entró oficialmente la primavera, y como lo he comentado anteriormente, en esta zona de España las estaciones son más pronunciadas que la región de México donde vivo, lo que hace que sea un espectáculo para los que no estamos acostumbrados. Las flores comienzan a salir, los árboles a retoñar y los campos se visten de colores con todas estas muestras de bienvenida que brinda la primavera.

Aquí en Valladolid se ha cumplido casi exacto, ya que la semana pasada el clima a comenzado a mejorar y el frío se ha despedido al menos por algún tiempo. Por estos días hemos cambiado los 10° o 12° como máxima por unos agradables 20° o 22°. En comparación, las mínimas sí han permanecido un poco bajas ya que hemos estado a cero grados o 1° por la noche, así que de día muy agradable sin abrigo, pero cuando el sol comienza a ocultarse es necesario ponerse algún abrigo, aunque con uno más o menos ligero basta.

Estos días me han hecho recordar una gran diferencia respecto al clima por estas mismas fechas con respecto al año pasado, y es que la primavera pasada no fue tan notoria y el frío permaneció por varios meses más. Recuerdo que del frío siguió la lluvia y el calorcito y buen clima llegaron hasta junio.

Este año a sido diferente, pero no sólo respecto a la primavera. El invierno fue el más crudo desde hace ya muchos años según me cuentan los lugareños. El frío arreció y arrasó en España, las nevadas cubrieron de blanco el paisaje. Inclusive en ciudades como Valladolid, donde es usual que haga frío pero no que las calles se adornen con la nieve, esta temporada invernal que recién nos deja nos ha traído varias nevadas.

Así que la sorpresa de quienes son de aquí ha iniciado con el invierno tan prematuro y vigoroso, pero ha continuado con la primavera tan cálida y agradable. Esto me hace pensar si el verano también se verá trastornado, ¿será que el calor será más fuerte que los casi 40° del año pasado? ¿las lluvias se arreciarán o por el contrario serán tan escasas? Esto no se puede predecir, pero tengo mucha seguridad que no será como el año pasado, ya que las demás condiciones han ido cambiando de una por una.

Vaya, quien lo diría, ya tengo poco más de un año en Valladolid, estoy tan empapado de su ambiente y de su entorno que ya puedo notar esas diferencias de estado de ánimo de la madre naturaleza en esta ciudad. Por lo pronto seguiré disfrutando del clima tan placentero que tenemos estos días, espero que continúe de esta forma y que nos traiga un buen año. Ya que la crisis económica nos afecta los bolsillos, que al menos el clima sea propicio para distraernos y nos permita el esparcimiento en los bellos entornos que la ciudad ofrece.
Enlaces a esta entrada
10:12 | Autor: Daniel Aréchiga

Hoy quiero escribir sobre algo que me ha pasado en día recientes. Resulta que soy lector de un blog de Emilia Ayala, corresponsal de RTVE en México. En días pasados en su blog hice un comentario respecto a que siempre se mencionan los aspectos negativos de México y que eso va dañando nuestra reputación hacia el exterior. Por supuesto que tenemos problemas de narcotráfico, corrupción y muchos otros, pero la imagen que de México se tiene es de una incertidumbre total.

Por experiencia propia, cuando saben que soy mexicano me preguntan siempre por las muertas de Juárez, los narcos y asesinatos, pero esto es generado porque las noticias que se ven de este lado del mundo tienen que ver sólo con esto.

Emilia, cortésmente me contestó el mensaje e inclusive su siguiente entrada de blog inició con un "Lo siento Daniel...", ya que el tema era de nueva cuenta sobre asuntos de narcotráfico. Esto me ha llevado a reflexionar sobre que tan consientes y que tan activos somos al respecto.

Si la imagen de México está muy deteriorada desde hace muchos años, primero por la corrupción y ahora por la violencia, ¿que estamos haciendo los mexicanos? Claro que una forma de remediarlo es propiciando una difusión positiva de nuestro país, tratando de en la medida de nuestras posibilidades mostrar lo mejor de nosotros, no necesitamos ser reconocidos periodistas, podemos hacerlo desde un blog, con el contacto con otras personas o cuando tenemos la oportunidad de viajar al extranjero.

Pero la solución real viene de más al fondo, viene de atacar las raíces del problema. Debemos ser más proactivos y realistas: ¿como se ataca la corrupción? pues no sólo criticándola que eso nos sale muy bien, sino dejando de ser parte activa de ella. Todos nos quejamos de lo corruptos que son X o Y personas, pero compramos piratería, no respetamos los reglamentos de tránsito, damos mordidas para que nos resuelvan algo, etc. Imagínate el país que tendríamos si dejáramos esta vieja costumbre de lado.

Los que lo hayan visto no me dejaran mentir, pero es curioso y notorio como una persona que va conduciendo sin respetar los reglamentos de vialidad y tirando basura por la ventanilla, al cruzar la frontera y entrar a Estados Unidos se convierte en una persona respetuosa del medio ambiente y las leyes de tránsito.

Dejemos de fingir y volvámonos mexicanos honorables, tratemos con respeto a nuestro trabajo, a los demás, al entorno y a nosotros mismos y seguramente haremos que también de esta forma cambie la forma en que se ve México desde fuera...

Enlaces a esta entrada
16:59 | Autor: Daniel Aréchiga

Lo prometido es deuda, hoy toca comentar sobre la estructura del gobierno español, a grandes razgos, y su diferencia con México.

Como sabemos, en México se tienen 3 estructuras de gobierno federal: el Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El Ejecutivo es representado por el Presidente y es electo cada 6 años por la población. El Legislativo lo componen la Cámara de Senadores (128 escaños) y la Cámara de Diputados (500 escaños), los cuales son en su mayoría electos directamente, son los responsables de elaborar las leyes que rigen a país. El Judicial, que se conforma de 11 ministros que son nombrados por la Cámara de Senadores, se encarga de vigilar que se cumpla la Constitución. Existen divisiones similares a nivel de los estados.

España tiene sus similitudes y diferencias. El inicio y fundamental diferencia es que España tiene como forma de gobierno una monarquia constitucional, que es trasferida por herencia. Actulmente la corona es ostentada por el Rey Juan Carlos I de Borbón. Al igual que México, España cuenta con división de poderes, siendo el poder Ejecutivo conformado por un Consejo de Ministros y que cuenta con un Jefe de Gobierno electo por el pueblo, que actualmente es presidido por José Luis Rodriguez Zapatero. El Legislativo se establece en las Cortes Generales que son el organo supremo de representacion del pueblo español y se componen de un Congreso de Diputados (350 escaños) y el Senado (259 escaños). Finalmente, el poder Judicial está conformado por los juzgados y tribunales, los cuales administran la justicia en nombre del Rey.

Aunque la diferencia más sobresaliente se puede enmarcar en que México es una república y España un reino, la realidad es que el funcionamiento administrativo es muy similar en ambos países.
Enlaces a esta entrada
16:09 | Autor: Daniel Aréchiga
La historia y el desarrollo de nuestras sociedades han propiciado que en distintas regiones del planeta los países hayan evolucionado de forma diferente. De las diferencias más notorias es el lenguaje, pero otra notoria diferencia es la forma de dividir administrativamente una nación.

Para nosotros los mexicanos existen estados y estos a su vez se dividen en municipios. También contamos con el Distrito Federal que sería el equivalente a un estado. Todos en conjunto forman la República Mexicana o Estados Unidos Mexicanos.

En el caso de España la situación es diferente. Existen grandes regiones denominadas Comunidades Autónomas o Autonómicas. Estas se encuentran conformadas por Provincias que a su vez se dividen en Municipios. Todos conforman el Reino de España.

Los municipios tienen similitudes y son equivalentes en el contexto de ambos países, entonces las provincias españolas podrían considerarse como equivalentes a los estados en México. Finalmente, se cuenta con las Comunidades Autónomas, que son una figura que no existe políticamente en México. Esta división "extra" por así llamarle, no es solamente una división política, es la división más importante del pueblo español ya que de forma práctica marca también diferentes colores, costumbres, formas de ser y hasta idiomas.

Para que quede un poco más claro, las Comunidades Autónomas cuentan con bandera e himno propios, y en muchos casos defienden en la práctica un idioma diferente al castellano. Esta es quizás la diferencia más importante respecto a México, una diferencia profunda, compleja y que requiere de mucho análisis para entender todas sus aristas. Nos cuesta un poco de entender a los que venimos de un país con una estructura y costumbres diferentes.

Me he encontrado con diversos puntos de vista por parte de los propios españoles en este sentido, desde los que ven esta división como algo que enriquece y hace más grande a España, hasta los radicales que desean ver esas divisiones más profundas y separar a los que piensan diferente.

En la siguiente entrada comentaré un poco sobre la división del gobierno, que aunque tiene similitudes con la mexicana, tiene también unas importantes diferencias. Por cierto, yo estoy actualmente en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en la Provincia de Valladolid y cuya capital también se llama Valladolid.
Enlaces a esta entrada