17:00 | Autor: Daniel Aréchiga
Que tal, en ésta ocasión les escribiré un poco sobre mi visita a Salamanca del pasado fin de semana. Para comenzar, ya había escuchado muchos comentarios sobre esa bella ciudad, sobre su arquitectura, estilo y ambiente multicultural.

Tenía algunas ideas de lo que me esperaba, basado en los comentarios, lecturas y fotos que previamente había conocido, pero en verdad que al llegar la ciudad me sorprendió. De las ciudades que he conocido de España, es la que mejor impresión me ha dado al entrar a ella, y eso que me refiero simplemente a la calle que te recibe cuando dejas la carretera. Por la calle que ingresamos me pareció ordenada, limpia, bien acondicionada y sobre todo, agradable a la vista.

Pero la magia comenzó cuando llegamos al casco histórico, al centro de la ciudad y epicentro del movimiento, el vaivén que se vive y siente son el corazón de esta histórica ciudad. Para poner un poco en contexto, Salamanca tiene en su zona metropolitana alrededor de 200 mil habitantes y es capital de la provincia del mismo nombre, en la Comunidad de Castilla y León.

Fue en esta ciudad que a principios del siglo XIII se fundó la primera Universidad de Europa, lo que la impulsado como un centro de desarrollo cultural e intelectual, que se refleja en la actualidad a través de la multitud de gente de otras latitudes que viene a desarrollar sus estudios universitarios.

En la zona central de la ciudad podemos encontrar innumerables edificios históricos que podemos recorrer por sus callejuelas peatonales, donde siempre al dar la vuelta en una esquina nos encontraremos con otra mágica perspectiva. Por eso esta ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, al igual que la Alhambra de Granada, que comenté en alguna ocasión pasada.

Existen muchos edificios y monumentos, pero creo que los más destacables son la Universidad, las Catedrales nueva y vieja, la Casa de las Conchas y por supuesto la Plaza Mayor, sólo por enumerar algunos de los tantos que encontraremos.

Salamanca será sin duda un lugar que recomiende a los visitantes en España, es un lugar que hay que ver y vivir, por el que caminar y disfrutar de un entorno acogedor y diverso. Recuerda ver más fotos en mi sitio en Flickr.
Enlaces a esta entrada
12:22 | Autor: Daniel Aréchiga
Para los que no saben que es Qik. Es un software que puedes instalar en tu celular para transmitir video en vivo o almacenarlo para luego publicarlo, aquí les dejo una pequeña muestra de un video que transmití en vivo ayer, andando en bicicleta con mi hija:




Puedes ver mis videos anteriormente publicados en Qik en el enlace a la derecha que dice "Sígueme en Internet", donde estaré publicando más frecuentemente videos de los lugares que visito, que aunque la calidad no es muy buena sirven como herramienta más para conocerlos conmigo.

Sígueme en Twitter o Facebook, allí puedes ver al instante cuando publico un video en vivo.
Enlaces a esta entrada
19:24 | Autor: Daniel Aréchiga
El fin de semana pasado tuvimos una invitación a conocer un pueblo de la provincia de Valladolid, cercano a Cuellar y Soria, que es famoso por su piedra caliza: Campaspero.

Esta pequeña población de apenas 1,400 habitantes es muy peculiar, fundamentalmente por que la mayoría de las construcciones utilizan la piedra caliza que de esta región se obtiene, por lo que es muy difícil encontrar construcciones de otro tipo de material.

También me han contado que se caracterizan por un peculiar estilo de hablar, entre entonación y palabras que sólo los locales entienden, aunque en lo personal no pude identificar mucha diferencia. Me imagino que un español tampoco podrá identificar la forma de hablar de un jaliscience contra un nayarita o poblano.

Algo también que noté es como enlazan el tipo de construcción con la utilización de plantas y flores, creando una atmósfera interesante y atractiva. Existían muchos detalles que se realzaban con el uso de las flores.

Caminamos un poco por sus calles y conocimos lo que se podía conocer, la misión en realidad era acabar con la comida y bebida que nuestros anfitriones nos tenían lista. No me extenderé mucho en descripciones de los alimentos porque terminaría con hambre, sólo diré que el platillo principal era el famoso "lechazo", carne de cordero a las brazas (en ésta ocasión brazas de los sarmientos de la vid) que tiene un sabor muy bueno.

Gracias a Jesús, Almudena, César y Raquel por sus atenciones. Estas y otras fotos las podrás ver en mi sitio en Flickr, al que siempre podrás entrar en la seción "Sígueme en Internet" de este blog.
Enlaces a esta entrada
7:00 | Autor: Daniel Aréchiga

Después de haber participado como votante en algunos concursos y premios sobre blogs, me he decidido a participar como concursante en los Premios 20blogs que organiza el periódico 20 Minutos.

Para votar por mi blog sólo tienes que ir al sitio y poner una puntuación. También se pueden poner comentarios sobre el blog en cuestión.

Las votaciones están abiertas desde el 13 de junio hasta el 17 de septiembre, te invito a que votes por este blog de acuerdo a tu apreciación, también si te interesa dejar un comentario.

Gracias por tu apoyo!!
Enlaces a esta entrada
20:17 | Autor: Daniel Aréchiga
Ya el año pasado había escrito en una ocasión sobre una de mis visitas a Segovia, ese lugar mágico que te transporta al pasado. En días recientes tuve oportunidad de visitarlo de nuevo, aunque en ésta ocasión el recorrido se amplió hasta un rinconcito cercano a Segovia, que desconocía pero ahora que lo conocí creo que me había perdido de mucho. Estoy hablando de La Granja de San Ildefonso.

Esta pequeña población tiene mucho pasado, actualmente tiene como principales atractivos un museo dedicado al vidrio y el Palacio Real y sus fabulosos jardines. En ésta ocasión y por el tiempo tan corto de mi visita, sólo pude conocer un poco de los jardines del Palacio Real.

Éstos jardines abarcan una extensión de aproximadamente 146 hectáreas y fueron diseñados en el siglo XVIII con la idea de decorar el entorno del Palacio Real. Es un lugar sorprendente, los jardines bien conservados y que son aderezados con una serie de fuentes y esculturas, se irán descubriendo a nuestro paso. Vale la pena ir preparado con algo de agua, calzado cómodo y algo para cubrirnos la cabeza cuando hace mucho sol, porque el recorrido puede resultar algo cansado, aunque es el precio a pagar por disfrutar del entorno.

No lo olvides, si visitas Segovia puedes darte una escapada a este lugar a sólo 15 minutos, vale la pena.


Enlaces a esta entrada