18:06 | Autor: Daniel Aréchiga
En éstas fechas he estado muy atareado con varias actividades del doctorado, así que no he podido dedicarme mucho a escribir en el blog, aunque la próxima semana termino dos actividades que me tienen muy ocupado, así que espero pronto escribir algunas cosas que tengo en el tintero.

Por lo pronto sólo quiero comentar como ya lo he hecho en ocasiones pasadas, el clima de aquí es muy particular y después de un extraordinariamente largo verano, el frío comienza amenazando. La semana pasada hacia calor que permitía andar con short, playera y chanclas, en dos días las temperaturas bajaron unos 15°, inclusive hoy ha llovido con granizo. Así que la ropa de verano se va a su escondite sacando los abrigos, pijamas, cobijas y demás accesorios para soportar el frío.

Si bien no hace un frío demoledor, ya no es posible salir sin estar un poco abrigado y por las noches ya se requiere de algo más caliente para cubrirnos. Ahora comenzarán a caer las hojas, ese maravilloso espectáculo que nos regala la naturaleza y que ya había comentado en algunas ocasiones anteriores.

Tengo pendiente escribirles sobre mi experiencia en la población de Toro, en una bodega de vinos que visité, esperen pronto esa entrada.
Enlaces a esta entrada